enfermedad venosa

Calambres en las piernas

Reserva una cita con una de las mejores
especialistas en arañas vasculares y várices.

¡O llámanos! 480-630-9093

Calambres en las piernas

¿Qué son?

Los calambres, o contracciones musculares involuntarias, son incómodas y a menudo se consideran un inconveniente menor e inofensivo. Sin embargo, los calambres pueden ser síntoma de un posible desorden circulatorio.

Un calambre es las piernas es una contracción fuerte e involuntaria de uno o más músculos de las piernas. Aunque en general no causan ningún tipo de daño, los calambres en las piernas pueden hacer que sea imposible utilizar el músculo afectado de forma temporal. Siempre que estás utilizando los músculos de forma voluntaria, como los músculos de los brazos o las piernas, estos se contraen y se relajan a medida que mueves tus extremidades. Los músculos que sostienen tu cabeza, cuello y espalda se contraen igualmente de una forma sincronizada para mantener la postura. Un músculo de las piernas que se contrae involuntariamente está en un “espasmo”. Si el espasmo continua y se hace más fuerte, se convierte en un calambre. Los calambres en las piernas usualmente causan una rigidez visible en el músculo afectado.

Un calambre en la pierna puede repetirse varias veces hasta desaparecer completamente. El calambre puede involucrar una parte del músculo de la pierna, el músculo completo, o hasta varios músculos que generalmente están juntos, como aquellos adyacentes a los dedos. Algunos calambres en las piernas involucran contracciones de músculos que normalmente mueven partes del cuerpo en direcciones contrarias.

Los calambres en las piernas son contracciones involuntarias repentinas y dolorosas de los músculos de las piernas.

Usualmente ocurren mientras la persona está descansando o durmiendo. La incomodidad asociada con un calambre puede ser breve o durar por un tiempo más largo. La duración promedio de un calambre es de 9 minutos. Esto puede resultar en sensibilidad en el músculo afectado por hasta 24 horas.

SÍNTOMAS Y CAUSAS

¿Cuáles son los síntomas de los calambres en las piernas?

La mayoría de los calambres en las piernas aparecen en los músculos, especialmente en la pantorrilla. Ademá del dolor repentino y punzante, también puedes sentir una aglomeración rígida del tejido muscular debajo de tu piel. Otros síntomas severos de los calambres en las piernas son los siguientes:

  • Incomodidad severa.
  • Enrojecimiento, hinchazón o cambios en la piel de las piernas.
  • Debilidad muscular.
  • Calambres recurrentes.
  • Fatiga en las piernas luego del calambre.

Insuficiencia venosa

La deficiencia circulatoria causada por una disfunción en las venas puede hacer que la circulación de tu sangre sea aún menos eficiente y que químicos como el ácido láctico se aglomeren en tus tejidos musculares. Esta es la causa más común de los calambres en adultos.

Disfunción arterial

La arteriosclerosis o reducción de las arterias debido a la placa, puede afectar el suministro de sangre de las extremidades afectadas. Esto resulta en un patrón clásicos de calambres llamado claudicación, caracterizado por dolor durante en el ejercicio que mejora durante el descanso.

Deficiencia de minerales

La deficiencia de minerales como el calcio, potasio o magnesio en tu dieta puede contribuir con los calambres en las piernas. Diuréticos, un tipo de medicamento recetado para tratar la presión arterial, puede causar la deficiencia de estos minerales.

Compresión de los nervios

La compresión de los nervios de tu espina (estenosis lumbar o ciática) también puede producir dolores similares a calambres en tus piernas. El dolor a menudo empeora a medida que caminas. Caminar en una posición ligeramente inclinada puede retrasar o evitar la aparición de los síntomas.

REMEDIOS CASEROS PARA LOS CALAMBRES EN LAS PIERNAS

Masajes y estiramientos

Estirar el músculo acalambrado y masajear o frotar gentilmente puede ayudar. Para un calambre en la pantorrilla, pon el peso de tu cuerpo en la pierna afectada y flexiona la rodilla ligeramente. Si no puedes mantenerte de pie, siéntate en una silla o en el suelo con la pierna afectada extendida y suavemente flexiona y pon en punta el pie.

Aplicar frío o hielo

Aplicar frío o hielo puede ayudar a disminuir la incomodidad causada por un calambre. Usa almohadillas térmicas o toallas tibias en los músculos tensos. Adicionalmente, toma una ducha caliente y dirige el vapor de la ducha hacia el músculo acalambrado. Masajear el área con hielo es otra opción.

Conversemos.

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes sobre el tratamiento para las venas

Los adultos mayores tienen mayor probabilidad de experimentar calambres en las piernas. La pérdida muscular empieza a mitad de los 40 y se incrementa si la persona se mantiene inactiva. Esto incrementa el riesgo de calambres musculares. Según las investigaciones, entre el 50% y el 60% de los adultos y 7% de los niños experimentan calambres en las piernas y la probabilidad de sufrirlos aumentan con los la edad. Los calambres en las piernas son más frecuentes durante el embarazo debido a los cambios hormonales y el aumento del volumen de sangre circulando en el cuerpo.

Si tus calambres son frecuentes y dolorosos pueden estar asociados a una condición subyacente. Considera una consulta con tu doctor para realizar pruebas sanguíneas, incluyendo pruebas de electrolitos y los diferentes niveles sanguíneos. Una visita al especialista puede ser prudente si piensas que tus calambres pueden estar relacionados con insuficiencia venosa.

¿Dudas sobre la cobertura del seguro? te explicaremos la cobertura y los beneficios de tu seguro de tratamiento de venas. Proporciona tu información de seguro y te responderemos cualquier pregunta que puedas tener 480-630-9093.

Antes de aplicar cualquier tratamiento, tendrás un resumen detallado de cuánto deberás (si corresponde). Trabajaremos directamente con tu compañía de seguros para ayudarte a recibir tratamiento.

Trabajamos estrechamente con las compañías de seguros y contigo para garantizar que no haya facturas sorpresa ni costos ocultos.

No. La mayoría de los proveedores con los que trabajamos no requieren una referencia médica. Sin embargo, algunos seguros sí, llámanos y nuestro equipo de verificación te ayudará a ponerte en contacto con tu proveedor de seguros.

  1. Tarjeta o tarjetas de seguro.
  2. Identificación fotográfica.
  3. Historial médico completo. Lista de todas las prescripciones y medicamentos de venta libre que estás tomando.
  4. Lista de alergias, incluidos alimentos y medicamentos.

TESTIMONIALS

See Why Others From Across the Valley Choose Elite Vein Clinic...

Let's Have a Conversation.